fbpx

Secreto Bancario

Compártelo!

     ¿Qué pasa con el secreto Bancario?

Está claro que la actividad bancaria es cambiante como consecuencia del desafío al que los bancos están expuestos con la expansión del Big Data en particular y  las nuevas tecnologías en general; sin olvidar la imposición a la que los Estados obligan a la Banca en el cumplimiento de la normativa de blanqueo de capitales. Todo esto y mucho más, es lo que hace que haya que replantearse la existencia del secreto bancario tal como lo conocemos hasta ahora.

Antes de profundizar deberíamos definir que es el secreto bancario. Cualquier persona lo haría diciendo que es una obligación que corresponde al banco de no revelar los datos del cliente a terceros sin una causa justificada. No debemos pasar de largo una reflexión concienzuda sobre esto, ya que de ahí va a derivar todas las consecuencias que se están produciendo en la actualidad, como es la obligación de revelar el origen de los fondos en todas las transacciones bancarias y que tanto tiene que ver con el blanqueo de capitales y el delito fiscal. Los usuarios tienen el derecho a exigir a los bancos que guarden el secreto bancario y estos últimos tienen la obligación de reportar a las autoridades la información de los usuarios. ¿Dónde estará el equilibrio entre una cosa y otra? ¿Qué materias gozan todavía de secreto bancario? …. 🤔  y sobre todo -y repito- ahora que cualquier entidad te pide cada dos por tres que justifiques el origen de los fondos… (si no tienes experiencia sobre qué es esto, te recomiendo ver el siguiente epígrafe).

el secreto bancario

Photo by Jason Pofahl on Unsplash

 

Para mi, la principal vertiente jurídica de protección del secreto bancario se encuentra en los artículos 18 y 20  de nuestra Constitución Española: el derecho de intimidad, el honor y la propia imagen. A nadie se le escapa que el estudio de las transacciones bancarias de cada persona demuestran sus hábitos, lo que compra, donde lo compra, lo que gana, obligaciones con Hacienda etc. etc. Esto implica la posible injerencia de la que goza cualquier entidad cuando se escarba mucho en ese origen de los fondos al que hacía antes referencia y que como ciudadanos no debemos permitir, por mucha obligación que tenga la correspondiente entidad financiera de turno. Os animo, y aunque  esto no hará gracia a las entidades financieras a que no paséis por todo. Las normas son muy bonitas sobre el papel, pero la realidad es otra, que las entidades financieras tienen miedo a las multas y están obligando a los ciudadanos a que hagan un retrato completo de su situación, y esto es intolerable. 😫

Para los que quieran un poquito de legislación, el artículo 83 de la Ley 10/2014, de 26 de junio, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito es a mi entender uno de los más importantes  en esta materia ya que obliga a la reserva de información relativas a las  posiciones, transacciones, operaciones de los clientes y lo extiende a todo el personal de entidades financieras.

     ¿Que es el origen de los fondos?

Este punto daría para un artículo más amplio pero considero importantísimo para la mejor comprensión del secreto bancario, hacer unos breves comentarios simples del por qué tiene tanta importancia.

La legislación sobre blanqueo de capitales obliga a las entidades a investigar la razón del dinero de todos (personas físicas y jurídicas). Para saber hasta qué punto una entidad financiera puede preguntarte  de dónde viene tu dinero, y porqué lo tienes, hay que empaparse bien de dicha legislación.  Un buen punto de partido es Real Decreto 54/2005, de 21 de enero, por el que se modifican el Reglamento de la Ley 19/1993, de 28 de diciembre, sobre determinadas medidas de prevención del blanqueo de capitales, aprobado por el Real Decreto 925/1995.

Con independencia de lo que dice la ley y su interpretación que sería mejor dejarla a los profesionales, es de sentido común darse  cuenta que la Entidad tiene la obligación de cubrirse las espaldas, por lo que «contra la virtud de pedir» el defecto de no dar. Lo que ocurre que casi siempre tiene la sartén  por el mango, porque os puede bloquear vuestro dinero. A ellos excusas no le faltan, así por ejemplo la citada ley dice:

«1. Los sujetos obligados («los bancos»…) examinarán con cuidadosa atención, siguiendo el procedimiento interno que establezcan, cualquier operación, con independencia de su cuantía, que, por su naturaleza, pueda estar aparentemente vinculada al blanqueo de capitales procedentes de las actividades señaladas en el artículo 1. En particular, los sujetos obligados examinarán con especial atención toda operación compleja, inusual o que no tenga un propósito económico o lícito aparente, y reseñarán por escrito los resultados del examen. A tal fin, el procedimiento interno de cada sujeto obligado determinará expresamente qué operaciones deben reputarse complejas, inusuales o sin propósito económico o lícito.»

Veis que en negrita dice «cualquier operación», por lo que sacad vuestra propias conclusiones…y después «En particular, los sujetos obligados examinarán con especial atención toda operación compleja, inusual o que no tenga un propósito económico o lícito aparente, y reseñarán por escrito los resultados del examen. A tal fin, el procedimiento interno de cada sujeto obligado determinará expresamente qué operaciones deben reputarse complejas, inusuales o sin propósito económico o lícito.»   Releed bien esto, y sacad vuestras conclusiones…🤓

Dicho lo anterior y para aterrizar en el mundo de la práctica, os damos algunos consejos sencillos de sentido común para evitar problemas:

a)  Cuando abras una cuenta en una entidad debes tener muy clara para que la abres y qué movimientos vas a vincular a dicha cuenta. Es decir, no abras una cuenta de empresa para hacer movimientos personales o viceversa.

b) Ten en cuenta las cantidades que mueves. Te será de utilidad el siguiente artículo sobre movimiento de efectivo. A veces es mejor hacer una transferencia de 2.500 Euros que de 3.100 ya que Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales establece sanciones a las entidades de crédito (entre otros profesionales…) si no justifican movimientos superiores a dicha cantidad, lo que les obliga a ellos a informar de toda actividad que pase los 3.000 Euros.

c) Respecto de los pagos en metálico  según Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude se ha limitado el pago en metálico a 2.500 Euros, por lo que si hacéis pagos en metálico superiores a dicha cantidad ya sabéis que hacienda vigila las cuentas bancarias. 😉  Esto es lo que dice Hacienda sobre la limitación de pagos en efectivo.

d) Otra caso práctico que puede suceder es sacar dinero del banco para guardarlo en casa, pero debéis tener en cuenta el problema que después tendréis si queréis volver a ingresar dicho dinero en una entidad bancaria, ya que la prueba de si existen o no incremento de patrimonio y con ello la obligación de pagar el impuesto correspondiente os va a corresponder a vosotros ya que hay jurisprudencia y resoluciones de la Dirección General de Tributos que avala esta tesis en favor de Hacienda y aunque en derecho no es todo A=B, os recomendamos que cuando lo hagáis os respaldéis con una prueba solida consistente en que el banco certifique la numeración de los billetes que se sacan (y que posteriormente se ingresan), o que se acredite este extremo mediante un acta notarial, o incluso que se declare el saldo en efectivo en la declaración del Impuesto del Patrimonio, si se está obligado a su presentación. En en caso de que no podáis demostrar que no existe incremento patrimonial, se considerará un dinero no declarado con tipos impositivos de hasta el 52%. Finalmente, sin perjuicio de que puede haber jurisprudencia contraria, os dejo la Roj: STSJ M 7143/2016 – ECLI: ES:TSJM:2016:7143 Id Cendoj: 28079330052016100829 Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso donde se da la razón a Hacienda que somos lo contribuyentes los que tenemos que demostrar -carga de la prueba- que el dinero que ponemos en nuestra cuenta no es un incremento patrimonial 😯

    ¿Qué pasa en la actualidad con el secreto bancario?

Todo cambió a partir 2014, cuando numerosos países firmaron un acuerdo de intercambio automático de información financiera y fiscal para acabar con el fraude fiscal, el dinero negro y la evasión de impuestos. Fue impulsada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que buscaba como objetivo el intercambio de datos antes del 2018.

Poco a poco, y a raíz de dicho acuerdo, numerosos países que todavía tenían en vigor el secreto bancario fueron dando el paso y acabando con él. Fue el caso de Andorra y Honduras en el año 2016, y también de Uruguay, Guatemala y Suiza en el 2017. Un paso más para conseguir la transparencia económica bancaria que la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) buscaba con su acuerdo en el 2014. Cara al futuro, Europa lo tiene claro. Lo que busca es el fin del secreto bancario para igualar todos los países a las políticas europeas. El objetivo no es otro sino conseguir igualdad de información bancaria por parte de los países en lo que todavía está en vigor y del resto de Europa. Con su cese se propone la ayuda a los diferentes bancos con el intercambio de información y control de las sospechas de actividades bancarias ilegales. Así que en la actualidad podemos decir que el secreto bancario está muerto en relación al ámbito de las administraciones públicas, la lucha contra el fraude fiscal y otros delitos, todo ello insisto  como consecuencia de la implantación de la directiva 2014/48/UE que modificaba la directiva 2003/48/CE en Europa. Para los que seáis juristas os interesará dos sentencia TJCE (Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea), una de 16 de julio de 2015 en la que se resolvía la negativa de un Estado miembro a remitir información bancaria en relación a un cliente que podría vender perfumes falsificados y la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 25 de abril de 2013 resolviendo una cuestión prejudicial respecto de la obligación de dar información a una autoridad de un Estado miembro aunque esto suponga la ruptura del secreto bancario en el país de origen. En definitiva el secreto bancario está más muerto que vivo, si bien es cierto que la Ley Orgánica de Protección de datos aún juega un papel importante todavía por la importancia de los datos que se maneja.

el secreto bancario

 

Por otro lado, y  como decía antes es la ley de prevención de blanqueo de capitales y/o financiación del terrorismo donde el secreto bancario está absolutamente muerto ya que el artículo 23 de la ley 10/2010 establece la exención de responsabilidad de las entidades financieras y sus trabajadores, cuando sean obligados a dar información en este sentido. lo mismo ocurre en el ámbito fiscal.

Bibliografía.

Secreto bancario y big data
Alba Izquierdo Martínez
Graduada en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid


Compártelo!

Written by Antonio Gatell

Abogado con más de 20 años de profesión y apasionado en las nuevas tecnologías, disfrutando de mi actividad principal, para desarrollarla también en entorno digitales, gracias un camino que emprendí ya hace bastantes años en todo lo relacionado con Internet y la comunicación, donde la curiosidad y el auto aprendizaje me han llevado por caminos que acaban convergiendo en un punto...

Deja un comentario

Specify Facebook App ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Facebook Login to work

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!